DIA 5 DE VIAJE

Amanece y Camy ya va haciendo fotos por ahí!!! ¡La verdad es que el sitio lo requiere! ¿o será el aburrimiento?? Pues estamos todos todavía acostados!!

  

 

Empezamos a levantar el campamento y todos los niños de la aldea nos observan desde lejos, hoy es un día especial, es el cumple de Pablo, le hemos cantado la canción de cumpleaños feliz ante el asombro de los niños que cada vez se van acercando más para curiosear, les repartimos caramelos a todos ellos y después de despedirnos de la familia de Fátima  y con la carita de alegría de todos los niños en nuestras mentes, reanudamos la marcha.

Hoy va  a ser un día caluroso, lo sentimos en la piel, ¡todo arde!

Nos dirigimos hacia el Maharech, es un paso entre dos montañas donde hemos  hecho una escuela para niños nómadas. Empezará a funcionar el 15 de Septiembre y albergará a 20 niños de familias nómadas que se han trasladado al lugar para que sus hijos puedan recibir una educación digna y una comida diaria.

Mientras vamos por la pista, la tormenta de arena se va intensificando, como siempre y en honor a nuestro nombre perdemos la pista, la cosa se complica, tenemos nuestro primer atranque y hay que trabajar para sacar el coche de la arena y el camino es muy abrupto; en medio de todo esto el hambre aprieta y hacemos una paradita para refugiarnos como podemos del viento y la arena.

Os parecerá increíble, pero mientras jugábamos con los coches de camino hacia el Maharech ha empezado a llover!!! Pero no gotitas, no!! A llover!!! La temperatura ha bajado 15 grados, aunque esta alegría ha durado poquito, no tardamos en volver a tener 47grados.

Es increíble la cantidad de vida animal que hay en el desierto! Al cesar la lluvia no han tardado nada en salir de sus escondites, escarabajos, hormigas, lagartijas, arañas, pájaros, etc, es increíble como sobreviven clima tan desértico.

Llegamos a un fuerte portugués abandonado y empezamos a escalar la montaña donde se encuentran las ruinas, hemos empezado a explorar y la verdad echando nuestra imaginación a volar podemos verlo en todo su explendor.

Empieza a anochecer y llegamos al Maharech donde encontramos  a Brahim, él es la persona de contacto nuestra dentro del desierto, él nos ha ayudado a reconstruir las casas de Sahara y de Shu, también a supervisado las obras de la escuela.

Nos invita a su casa a cenar Harira, la sopa típica del Ramadán y aprovechamos para darle una sorpresa  a Pablo y le regalamos una ¨ súper tarta¨ de cumpleaños de nocilla. (muchísimos agradecimientos a Yvette de Pablo).

Después de celebrar el cumple y cenar con la grata compañía de la familia de Brahim dormimos al aire libre con la esperanza de que la tormenta de arena cese y podamos ver las maravillosas estrellas del desierto, siempre amenizado por la guitarra de ¨El tío Kike¨ con sus populares canciones: ¨Les olives de Gostí¨ y ¨El mosquito Bereber¨.

CHAO PESCAO!!!!!, Hasta mañana…..

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s